Katherine Martínez

Con miras a retomar los procesos terrtioriales, el pasado mes de noviembre la Fundación Red Desarrollo y Paz de los Montes de María, con la presencia del padre Rafael Castillo Torres y de algunos miembros de su junta directiva, celebró en cada una de las tres subregiones de este territorio: Montaña, Pie de Monte y Troncal del Rio, encuentros con sus pobladores. Quisimos celebrar la cultura del encuentro, como Red Montemariana, con un triple propósito:

  • Discernir juntos el camino de la Fundación Red Desarrollo y Paz de los Montes de María y del PDP de Montes de María.
  • Fortalecer y cohesionar mucho más la Red Montemariana como red de redes del territorio.
  • Sugerir ideas y recomendaciones para la estratega de acompañamiento al debate electoral del año 2018.

Inspirados y orientados por un momento espiritual que reafirmo nuestras opciones por la reconciliación y la paz, hicimos memoria de cada uno de los procesos estratégicos terrtioriales que durante 14 años nos han dado razones para vivir y razones para esperar pensando en un criterio fundamental: La salud de la Red Montemariana es la salud de la Fundación Montes de María porque la Fundación no es un fin en si misma, sino una apuesta por la generación de capacidades, en personas y organizaciones, de nuestro territorio.


En un espacio, seguro y deliberativo, donde la escucha atenta era la herramienta fundamental, nos hicimos las preguntas pertinentes: ¿Cómo vemos hoy la FRDPMMA y cómo podemos, entre todos, fortalecerla? ¿Cuál es la visión que tenemos hoy de los Montes de María?   ¿Cuáles son los tres principales retos que tenemos hoy como Fundación y cómo PDP?  ¿Qué tendríamos que hacer para que se dé un cambio en lo personal y en lo relacional que favorezca la Esperanza Montemariana? ¿Cómo podemos contribuir hoy en la implementación de los acuerdos de paz?

De todo el conversatorio surgieron compromisos y tareas que deseamos compartir con el territorio porque ciertamente nos marcan la hoja de ruta para el 2018:

  • Potenciar en todos los ámbitos la marca “Montes de María Cosecha de vida” como expresión no sólo de los frutos que se producen o los circuitos económicos que se activan gracias al trabajo de los hombres y mujeres de Montes de María, sino también de ese conjunto de logros que se han obtenido en los ámbitos económico, político, social y cultural, que hoy son su principal vitrina hacia Colombia y el mundo.  Decir “Cosecha de vida”, es comunicar un mensaje muy humano, que hace referencia a una tierra de paz y de oportunidades en la que se respeta la vida y se trabaja por ella y para ella.
  • Realizar un inventario de la Red Montemariana, procurando precisar donde están hoy sus miembros, cómo están incidiendo en el actual contexto quienes pasaron por el programa y cómo han asumido responsabilidades en los espacios de decisión; que hacen actualmente los miembros de la Red montemariana como los del equipo humano de la Fundación; como están organizadas y funcionando cada una de las redes; como recuperar los liderazgos, pero como atraer, también, nuevos líderes. etc.   Es importante que la Red Montemariana construya su visión para los próximos años y diseñe su plan operativo anual para el 2018.
  • Realizar una evaluación de impacto de los 14 años de acciones de la Fundación Red Desarrollo y Paz de los Montes de María teniendo como punto de partida y buen criterio su rol en el territorio como es el de articular actores, facilitar procesos y dinamizar acciones.
  • Acompañar la implementación de los acuerdos procurando articular los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) con el Programa de Desarrollo y Paz. (PDP)
  • Retomar la estrategia de comunicación en montes de María para el Desarrollo y el cambio social. Una comunicación que no sólo sea palabra suelta o escrita, sino también ese conjunto de conductas gestos, signos, y a veces hasta silencios, que han sido siempre los vehículos que nos han permitido llegar al alma de cada montemariano. ¿Quién pondría hoy en discusión que el abrazo montemariano siempre ha tenido mucha más fuerza comunicacional que todas las ediciones juntas de El Montemariano?  El abrazo montemariano ha sido la mejor manera de llegar al otro y hasta lo mejor del otro teniendo siempre algo que dar o que decir cuando se llega hasta ahí. Esa es la comunicación que queremos rescatar.
  • Recuperar la asamblea de pobladores como un espacio permanente de encuentro para reflexionar y discernir si con lo que hacemos estamos produciendo, en el territorio, las transformaciones que buscamos. Y queremos que en estas Asambleas puedan participar tanto los pobladores como los miembros de Junta de la Fundación; entidades de apoyo del Programa y la institucionalidad publica e igualmente los actores con presencia en el territorio y con quienes necesariamente debemos encontrar puntos de articulación y de tareas compartidas.
  • Acompañar el proceso de debate electoral del año 2018 antes, durante y después en la certeza de que no puede haber una buena política sin tener claro a qué tipo de sociedad aspiramos. Precisamente porque nuestras urgencias son inaplazables necesitamos construir, entre todos, una estrategia de acompañamiento. Hoy nuestras comunidades lo que más anhelan son oportunidades de trabajo que sean dignas y decentes; la seguridad ciudadana; una educación de calidad y accesible a todos; que la canasta familiar esté al alcance de los salarios; una buena atención en salud; agua potable para toda nuestra gente; preservación del medio ambiente como nuestra casa común y lugar para las futuras generaciones; acceso a la administración de justicia de forma expedita e imparcial; un ambiente humano de libertad, de respeto, de solidaridad y convivencia; una administración pública eficiente, transparente y al servicio de la gente y poder participar en las decisiones que afectan sus vidas. En tal sentido se proponen como acciones: Los debates con candidatos; el fortalecimiento de la Mision de observación electoral; la firma de pactos éticos; el ejercicio de la Prueba ciudadana; la estrategia pedagógica sobre las Circunscripciones Especiales de Paz; el presupuesto participativo; la incidencia en los planes de desarrollo municipal y departamental; la rendición publica de cuentas y el mensaje de la Fundación al territorio con motivo del debate electoral.
  • Recuperar el sistema de información comunitaria de Montes de María(SICMA) como herramienta no sólo de conocimiento capaz de tomarle el pulso al territorio de manera permanente sino como factor decisivo en el empoderamiento de las comunidades.
  • Retomar la Asociación de Instituciones Educativas Técnicas Agropecuarias de Montes de María y establecer el contacto con el profesor Luis Olmos.
  • Hacer el mapa de actores presentes en el territorio y abrir con todos los que se puedan y sea posible caminos de construcción colectiva y de generación de confianza.
  • Acompañar el comité de impulso de la zona de reserva campesina.
  • Retomar el periódico El Montemariano y realizar una edición de 5.000 ejemplares para el mes de diciembre.