Con el objetivo de conmemorar y realizar un acto simbólico, el día 18 de Febrero  de 2014 se realizó en el Corregimiento del Salado la conmemoración de los 14 años de la Masacre que fue perpetrada entre el 16 y el 21 de febrero del 2000, cuando 450  paramilitares, asesinaron  a 60 personas indefensas;  este acompañamiento se realizó en el marco del Programa de Desarrollo y Paz de los Montes de María, como una estrategia que fortalece el proceso estratégico “Ruta por la Vida”  que tiene como compromiso: la reconciliación y la Paz, donde se  reconstruye la memoria e identidad, cabe resaltar que este proceso es apoyado por la Unión Europea, y el Departamento para la Prosperidad Social – DPS.


En este espacio participaron aproximadamente 60 estudiantes de la Institución educativa del  corregimiento El Salado y 10 Adultos Mayores quienes acudieron a una oración en la iglesia y quienes rechazaron lo ocurrido hace 14 años, posterior a este espacio de oración y reflexión se dirigieron al Monumento de las victimas donde con una luz encendida simbolizaron a cada una de las personas caídas en este crimen.


Desde la Fundación Red Desarrollo y Paz de los Montes de María hacemos un llamado a las entidades que también trabajan por la memoria, la reconciliación y la Paz para que no olvidemos y acompañemos a estas comunidades que sufrieron esta barbarie y que hoy en día pierden poco a poco la memoria de lo sucedido.


Neida Narváez, lideresa del Salado y quien hace parte de la Red de veedores  Adultos Mayores de los Montes de María, manifestó tristeza por sus amigos y amigas del salado quienes no se acercaron a realizar el acto simbólico, también hizo un llamado a las instituciones públicas, privadas y al mismo gobierno a que no se olviden de lo ocurrido hace 14 años, manifiesta con tristeza el que ni la alcaldía del Carmen de Bolívar, ni la Gobernación de Bolívar se acercara a la comunidad para acompañarlos en este acto simbólico. “Es triste cuando han existido muchas entidades que han trabajado por la reconstrucción del Salado y hoy cuando se conmemoran 14 años de la Masacre, solos el Programa de Desarrollo y Paz nos hubiese acompañado; es bueno que El Salado cuente  con una Casa del Pueblo, alcantarillado, acueducto, servicio telefónico y eléctrico, cancha múltiple, comedor escolar, viviendas mejoradas y centro para la los Adultos Mayores, pero con esto no solo podemos vivir, falta pensar mucho más en el ser humano, en los rencores de mucho de lo pobladores aún tienen y en aquellas personas que aun están asumidas en el dolor, pero no se puede ver a un Salado sin memoria, que un día como hoy no queramos hacer memoria de lo sucedido”, manifestó Neida.


Sin duda  aquellos Jóvenes y Adultos Mayores que participaron recordaran por siempre la barbarie de lo sucedido en esta comunidad y que el hacer memoria y recordar es pensar en la verdadera reconciliación que tanto se anhela en Colombia.